Cómo adaptarse a un nuevo puesto de trabajo

La idea de un cambio laboral suele incluir emociones asociadas con no saber qué esperar, temor, ansiedad e incluso cierto nivel de estrés. Son sensaciones normales si has trabajado mucho tiempo en una empresa y ahora debes dejar tu zona de confort. Por estos motivos, buscar nuevo trabajo en Santa Cruz, Bolivia, u otra ciudad del país puede ser todo un reto.

Como profesionales, la mayoría exhibimos compromiso y motivación para trabajar en una empresa nueva. Esto resulta más evidente cuando sabes que te han contratado por el valor añadido que puedes aportar. Si aún tienes dudas sobre cómo será la adaptación, cultura organizacional, normativa interna, capacitación y más, te damos unos tips para superar tus miedos.

Consejos para mantener la motivación al trabajar en una nueva compañía

El hecho de buscar nuevo trabajo representa una etapa inicial de incertidumbre. Los primeros días pueden incluir adiestramiento, relacionarse con el personal y conocer diversas reglas no escritas. En esta etapa debe prevalecer la experiencia acumulada, los buenos modales y una actitud mesurada ante diversas situaciones.

Dichas recomendaciones deben estar acompañadas de objetivos realistas sobre lo que esperas lograr y contribuir. Aunque estas metas vayan cambiando con tus necesidades, ayudan a sopesar emociones negativas de frustración, inadecuación y preocupación. Otras sugerencias útiles para una mejor adaptación son:

  • Intenta ser más que puntual

Una buena sugerencia cuando empiezas una nueva aventura laboral es transmitir dedicación, responsabilidad y respeto por las normas. Mientras que en algunas empresas los horarios son más flexibles que en otras, procura cumplir a cabalidad con lo establecido. Para aclimatarte mejor, el primer día puedes llegar 30 minutos antes.

Otro aspecto clave sobre la puntualidad tiene que ver con el respeto al esfuerzo que hacen tus compañeros por estar en sus lugares de trabajo a tiempo. Esto también se manifiesta a la hora de irse antes de la hora de salida, lo cual puede ser mal visto. A medida que vas conociendo la dinámica, ya habrá posibilidades de sugerir cambios al horario.

  • Conoce bien el organigrama

Como tantas otras estructuras organizacionales, las compañías incluyen varios niveles jerárquicos que establecen las directrices gerenciales. Independientemente del cargo que tengas, te aconsejamos que tengas presente quién es tu jefe inmediato, sus superiores y tus compañeros de labores. Este conocimiento puede contribuir a mejorar el desempeño laboral.

Parte esencial de la integración y motivación para trabajar en un ambiente nuevo es saber un poco sobre los orígenes de tu empleador. Además de aprender cómo funciona cada departamento, sus procesos y sinergia, necesitas empaparte de los valores asociados con la marca. Esto también facilita entender los cambios que ha sufrido el modelo de negocios.

  • Intenta formar parte del equipo

La comunicación efectiva dentro de los ambientes laborales son un elemento esencial para cumplir con los objetivos planteados. Esto significa que durante los primeros días deberías conocer bien los nombres de las personas que van a trabajar contigo. En función de integrarte al equipo, esta actitud muestra el interés que tienes por colaborar.

Está claro que no todos tenemos personalidades extrovertidas ni que tampoco hace falta ser una persona sociable para cumplir nuestras funciones. Sin embargo, siempre hace falta cierto nivel de comunicación para entender la jerga interna, la dinámica de trabajo y tus responsabilidades. Todo esto facilita tu incorporación a la nueva cultura empresarial.

  • Establece una buena relación con tu jefe

Aunque muchas veces las relaciones con nuestros superiores suele ser algo complicada, al principio hay que esforzarse por quedar bien. Con esto nos referimos a establecer un vínculo profesional que le permita ver a tu jefe lo que puede esperar de ti. Dado que él será tu guía durante los primeros meses, su éxito se ve reflejado en la calidad de tu desempeño.

Una vez más, resulta esencial el intercambio comunicativo para aclarar dudas, explicarle lo que necesitas y cuáles son tus fortalezas. No se trata de adularlo ni de agobiarlo con tus problemas u ocurrencias, sino simplemente de comprender lo que se espera de ti. Además, un nuevo comienzo es otra oportunidad para evitar los errores del pasado.

  • Ten cuidado al opinar

A menudo, el entusiasmo por iniciar en un nuevo cargo nos llena de grandes ideas que quisiéramos implementar de una vez. No obstante, lo más prudente es establecer un grado de confianza apropiado con tus compañeros y jefe de departamento para exponerlas. Además, necesitas conocer mejor los procesos y el funcionamiento dentro de la compañía.

La discreción también debe prevalecer cuando escuches rumores sobre otras personas o comentarios negativos sobre la empresa. Si bien tus compañeros querrán escuchar tu opinión, lo más sensato es abstenerse de emitir juicios que podrían perjudicarte después. Aunque las dinámicas de grupos se prestan para muchas de estas situaciones, sé cortés y prudente.

  • Concéntrate en tu desempeño

Al momento de buscar un nuevo trabajo en Santa Cruz u otra ciudad de Buenos, es crucial concentrarte en las metas establecidas y las responsabilidades adquiridas. Evita atrasarte con tus asignaciones y muestra un nivel de eficiencia que no incomode a los demás. Asimismo, comparte tus avances para que todos estén al tanto.

Mantener la motivación para trabajar en un cargo nuevo no es tarea sencilla, pero estos consejos pueden ayudarte a conseguirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *