Cosas que no debes decir en el trabajo

El ambiente laboral, y las relaciones interpersonales dentro de la empresa se definen en gran parte por efectividad de las comunicaciones entre las diferentes partes involucradas.

La forma en que nos expresamos ante nuestros compañeros de trabajo, supervisores o jefes debe ser de manera neutral para evitar posibles malentendidos. No medir un comentario puede resultar de mal gusto, o incluso hiriente para tus colegas, dañando así las relaciones laborales.

Te dejamos acá una lista de temas que no debes tocar en el trabajo, a fin de mantener interacciones cordiales, respetuosas y una comunicación efectiva que promueva el trabajo en equipo y no afecte el ambiente laboral.

1.      Sueldos y salarios

Hablar sobre cuánto ganas con los demás puede ser visto de diferentes maneras, pero podemos asegurarte que ninguna será positiva. De igual modo, presumir que ganas más por sobresalir puede causar incomodidad en tus compañeros.

En caso de que no te sientas conforme con lo percibes debes hablarlo exclusivamente con tu jefe directo, no preguntes a tus compañeros ni hagas comparaciones entre las funciones y cargos de cada uno.

2.      La importancia de tu rol en la empresa

Es importante mantener siempre una actitud respetuosa frente al trabajo de tus compañeros y jefes. Debes recordar que nadie es indispensable dentro de una organización, que tu actitud frente a tus logros y habilidades es tan importante como tu desempeño.

No menosprecies el trabajo de otros ni te enfoques en repetir lo importante de tu trabajo, toma en cuenta que siempre puede existir una persona tan calificada, o incluso mejor preparada que tú para desempeñar tus funciones, por lo que no eres imprescindible.

3.      Quejas sobre la empresa

Siempre existirán elementos y acciones que se puedan mejorar dentro de una organización. Al trabajar con personas comprendemos que los errores y fallas pueden ocurrir y es normal sentirse incómodo. Expresar nuestra opinión sobre aquello que nos disgusta puede ser liberador, y en algunos casos necesarios.

Sin embargo, hacerlo constantemente es una muestra de inconformidad que puede molestar a otros, hasta llegar a tus superiores, a través de canales que no son los ideales. Ten presente que tantas quejas pueden incitar que reconsideren tu estadía dentro de la empresa.

4.      Bromas sexistas

Chistes sobre el género, preguntas personales o críticas pueden ser motivo de fuertes polémicas. Mantén siempre el respeto e intenta tener una relación neutral, así tengas confianza con alguna mujer.

Un comentario inapropiado puede crear confusión o ser mal visto por el resto de tus compañeros, generando incomodidad entre el equipo de trabajo.

5.      Robos a la empresa

El llevarse las cosas de la empresa es una acción grave, comentar sobre hurtos menores como llevarse papelería, un paquete de café de la cocina o tomar algo por jugarle una broma a un compañero es de muy mal gusto.

Si descubren que estas robando te despedirán de manera inmediata y serás marcado en tus referencias para futuros empleos, incluso podrías ser procesado ante la ley.

6.      Tu vida personal

Como actúes fuera de la empresa, tus decisiones y problemas personales, es información que solo te concierne a ti. Dar a conocer detalles de tu vida íntima en el trabajo no es un signo de confianza, por el contrario, denota incapacidad de mantener la profesionalidad.

7.      Tu opinión personal sobre tu jefe

Bromear o comentar negativamente sobre tus superiores, aunque sea solo entre compañeros, puede llegar a ellos y causarte problemas serios. Es fácil sentirse agobiado frente a jefes sumamente exigentes, fechas límites improbables o sueldos insuficientes.

Pero comentar estas fallas frente a tus compañeros no resolverá nada, y por el contrario podría causar que tu jefe lo vea como irrespeto y decida prescindir de tus servicios.

8.      Entrevistas de trabajo en nuevo lugar

En la vida de todo empleado siempre existirán mejores ofertas de trabajo, algunas por motivos de fuerza mayor, como viaje, disponibilidad horaria o mudanza; otras simplemente porque quieres desarrollar más tu potencial.

Aunque es importante notificar en caso de que decidas retirarte con la empresa, no debes comentar con tus compañeros que estás en búsqueda de un nuevo empleo, ni tus opiniones y expectativas en la entrevista del nuevo puesto de trabajo.

9.      Posiciones religiosas o políticas

Estos son temas delicados que pueden crear discrepancia entre trabajadores al haber diferencia de opiniones. Evita expresarte en estos temas y más aún confrontar a tus compañeros por ideas opuestas.

La tolerancia es clave para manejar estos tópicos difíciles, mantente siempre neutral frente a discusiones que puedan surgir entre tus compañeros de trabajo.

Mantener buenas relaciones laborales es fundamental para promover tu buen desempeño y desarrollo dentro de la empresa. El trabajo en equipo y la capacidad para liderar son elementos importantes que pueden ayudarte a obtener asensos.

Evita siempre desviar tu atención a temas que estén fuera del lugar de trabajo, haz que el foco de tus conversaciones sean tópicos relacionados a la empresa. Sé siempre cordial, atento y respetuoso, manteniendo los límites profesionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *