¿Cómo saber si el candidato puede enfocarse en un cargo laboral?

entrevista de trabajo santa cruz bolivia

Si te encuentras en la búsqueda de algún de trabajo en Santa Cruz, La Paz, Cochabamba o cualquier otro departamento en Bolivia, una de las tareas principales encomendadas a reclutadores, entrevistadores, head hunters y jefes de recursos humanos, es la de conocer mejor a los candidatos para un cargo laboral. Para ello, la aplicación de una serie de preguntas claves durante la entrevista les indicará cómo se desenvuelven y lo que pueden esperar.

A menudo, los postulantes a oportunidades de trabajo en Bolivia (por nerviosismo, tensión, estrés, etc.) tienden a divagar demasiado en referencia una pregunta que requiere una respuesta más concreta. Si es de tu interés o de la empresa que representas contar con personal orientado a resultados, organizado, enfocado y con metas claras, necesitas identificar ciertas cualidades.

Muchos prospectos para diversos puestos en una compañía tal vez estén preparados de antemano para contestar tus preguntas. No obstante, las condiciones de interacción pueden revelarte durante la conversación algunas sutilezas que resultan críticas para evaluar aspectos relacionados con la motivación al logro.

Para que consigas tu cometido de reconocer si el candidato en cuestión puede enfocarse o no, vamos a indagar sobre la naturaleza de estos empleados. Además, exploraremos ciertos conceptos que encierran algunas preguntas para que sepas con más certeza sus motivaciones y cómo pueden ayudarte.

La falta de objetivos en los trabajadores

Podría decirse que existe una amplia variedad de razones por las cuales diferentes tipos de empleados no han comprendido el valor de tener metas claras. Si bien aquí no estamos tratando de hacer un compendio psicológico sobre tales causas, como reclutadores es importante comprender el porqué de esta situación.

En principio, podemos identificar que esto representa un problema fundamental para cualquier compañía que entiende el valor de su capital humano. La cultura empresarial no solo incluye objetivos personales dentro de su dinámica, sino también propósitos que impulsen el éxito de lo que representa un emprendimiento determinado.

Aunque no es raro que el ambiente laboral tenga una clara influencia en la disposición para alcanzar metas, eso no implica que los empleados deban carecer de las mismas. No es un secreto que para obtener éxito económico, personal o espiritual, hace falta cierto grado de organización que nos sirve de guía.

Como regla general, aquellos trabajadores que no pueden enfocarse tienden a esforzarse mucho sin conseguir avanzar en lo que deben lograr. La dispersión conduce a la ineficiencia, largas horas de trabajo que el empleador no puede justificar, la pérdida de competitividad y a la inevitable contracción de la rentabilidad.

Si el clima laboral no estimula la motivación del personal, aquellos que carecen de objetivos claros solo se dedican a hablar mientras ejecutan poco o nada de sus labores. Estos casos resultan los más problemáticos para cualquier empleador porque la compañía está invirtiendo recursos valiosos para mantener estos cargos.

¿Cómo identificar este comportamiento?

Al momento de entrevistar un posible candidato, puedes recurrir a los filtros necesarios para obtener los resultados deseados. Si una de tus metodologías incluye la entrevista personal, en ese breve lapso debes poder evaluar las aptitudes, conocimientos y la motivación al logro de los seleccionados.

En este sentido, te proponemos que incluyas en tu charla una serie de preguntas destinadas a resaltar estas inconsistencias; como por ejemplo:

·        ¿Cuáles son tus objetivos a corto plazo?

Por sencilla que parezca, las personas que no han considerado con detenimiento este aspecto no tendrán una respuesta muy precisa o clara. Cuando por alguna razón existe cierta ambigüedad o contradicción en los planes que se han planteado, entonces resulta evidente que no hay tales metas. Este puede ser un indicativo importante que luego podrás reafirmar durante la conversación.

·        Cuéntame sobre alguna situación difícil que pudiste superar

Destinada a descubrir aspectos más personales del entrevistado, esta petición busca revelar qué considera como difícil, cuál fue el proceso y las decisiones que tomó. Lo que se busca es una respuesta precisa a un planteamiento puntual que debería concentrarse en la resolución de un problema y no en una anécdota sobre otras circunstancias personales que no vienen al caso.

·        Háblame sobre uno de tus mayores éxitos en el trabajo

Nuevamente buscando una respuesta que no se vaya por las ramas, está relacionada tanto con habilidades como con sus capacidades. Las generalizaciones para este cuestionamiento en particular son una evidencia de que no hay proceso específico que se haya concretado. La dirección del diálogo te puede ayudar a averiguar si el candidato puede tener un impacto positivo en la empresa.

·        ¿Por qué tienes tanto tiempo desempleado?

La intención detrás de esta pregunta es saber si el postulante en cuestión dispone de iniciativa propia, algún plan o proactividad a pesar de no tener trabajo. Señales evidentes de que no hay una motivación al logro incluyen: no tomar responsabilidad por sus acciones, problemas en la compañía anterior, otras distracciones para no conseguir empleo o detalles personales en caso de renuncia por fuerza mayor.

·        ¿Cómo utilizarías tu capacidad organizativa en este puesto?

Yendo un poco más al grano, puedes indagar mejor sobre las herramientas de planificación que maneja el candidato y cómo las aplica en un contexto determinado. Una vez más la divagación, la falta de coherencia o consistencia en los argumentos serán indicativo de que no existe una metodología congruente.

·        Redacta un objetivo personal para los próximos 3 meses

En función de poner a prueba al entrevistado con respecto al manejo de la presión y sus cualidades organizacionales, puedes recurrir a este planteamiento. Es una prueba interesante porque requiere de bastante enfoque para exponer las ideas con precisión, evitar divagar sobre otros asuntos y mostrar coherencia con lo que se le está pidiendo.

·        Recuerdas alguna vez que cometer un error

Considerada como una prueba de la verdad, esta pregunta está diseñada para evaluar la ética de trabajo, la humildad y la responsabilidad. Aquellos que se dedican a justificar sus acciones culpando a los demás son perfectamente descartables, mientras lo que saben asumir sus faltas con entereza, tienen madera para ser empleados comprometidos.

Entrevistar a candidatos  que no saben enfocarse no es tarea sencilla, pero cuentas con suficientes recursos para identificarlos sin problemas. Así procuras que la empresa reclute a quienes tengan propósitos bien definidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *