10 consejos para retener el talento en las empresas

El conseguir talento o personal calificado en Bolivia y comprometido con los objetivos que propone la empresa parece una tarea sencilla, sin embargo, el verdadero reto está en lograr mantenerlo. Cada vez son más los profesionales que emprenden en la búsqueda de mejores oportunidades por inconformidades con el ambiente laboral, los beneficios recibidos o las diferentes políticas de la empresa.

Desarrollar estrategias eficaces para motivar al personal a fin de que se sienta a gusto dentro de la organización se ha convertido en una de las principales tareas del departamento de talento humano. Es esencial que cada empresa pueda establecer políticas propias que le permitan motivar y fidelizar a sus empleados.

Con estos consejos puedes idear una estrategia que te ayude a canalizar de manera idónea y directa las inquietudes de tu personal y así retenerlo en tu empresa

1.     Reconoce los logros

Felicitar a tu personal por el esfuerzo realizado y la responsabilidad presente en la función que cumple es de vital importancia para mantenerles motivados.

Notar que sus aportes colaboraron con los objetivos, sea grupal o individualmente, debe ser recompensada. Los incentivos con pagos, premios o menciones del logro pueden crear un lazo de lealtad del empleador hacía la empresa.

2.     Mejora las condiciones laborales

Las condiciones físicas de tu empresa son de gran importancia a la hora de mantener a tu personal motivado. Malas condiciones laborales son uno de los principales motivos por los cuales las personas deciden abandonar sus trabajos.

Brindar un buen ambiente laboral promueve a tu personal a que haga mejor su trabajo y se sienta a gusto con la empresa y con sus compañeros de trabajo. Asegúrate de que el espacio sea cómodo y les ofrezca la posibilidad de realizar sus funciones en un ambiente agradable.

Crea una zona de descanso, donde tu personal pueda disfrutar de su hora de almuerzo o de un café cómodamente. Asegúrate igualmente que la iluminación, temperatura y mobiliario de la oficina esté en óptimas condiciones.

3.     Motiva el desarrollo profesional

El estancamiento profesional es un problema muy común dentro de todas las empresas. Muchos profesionales al tener una posición que les represente cierta comodidad deciden quedarse allí en vez de buscar su desarrollo profesional.

Fomentar en el personal el desarrollo profesional, incentivándolos a continuar sus estudios, realizar talleres y cursos que le permitan complementar sus conocimientos, será de gran provecho para ambos. El empleado se sentirá realizado y respaldado por la compañía y la empresa a su vez, tendrá un profesional capacitado para enfrentar cualquier situación que puede presentarse.

4.     Estimula el liderazgo

Sin importar la finalidad de la empresa, todo lugar de trabajo dependerá del equipo de trabajo que tenga. Cada miembro es pieza fundamental para el cumplimiento de los objetivos de la empresa, y es esencial que en cada equipo exista una persona que esté a cargo de guiar y apoyar a sus compañeros en el proceso.

Cuando fomentamos liderazgo en lugar de delegar jefes se promueve mejor desempeño por parte del equipo de trabajo, dado a que la competencia pasa de ser vertical a orientarse de manera horizontal, dando oportunidad a todos de participar.

5.     Incentiva el crecimiento dentro de la empresa

Un buen empleado siempre querrá crecer dentro de la empresa, no sólo por los posibles beneficios y remuneración económica, sino por el hecho de recibir el reconocimiento a sus esfuerzos y trabajo realizado.

Desarrolla políticas de promoción y hasta intercambios dentro de los departamentos ofreciéndoles así la oportunidad de crecer y aprender más del trabajo realizado en lugar de trabajo

6.     Compromete a tu talento con la empresa

El lazo entre la empresa y los empleados debe mantenerse firmes, una de las maneras más idóneas para lograrlo es motivando el crecimiento personal. La calidad de vida es un tema que concierne a todo equipo de recursos humanos, como flexibilizar horarios, cumplir horas desde casa o darle tiempo para el esparcimiento familiar o social fuera del entorno laboral.

Estos incentivos son conocidos como salario emocional, que son una influencia directa pero no de forma monetaria, sino que busquen mejorar el desempeño del empleado o del equipo como tal. Este refleja la buena actitud ante las exigencias de la empresa para el alcance de los objetivos.

7.     Crea una buena comunicación

A nivel de empresas, el modo en que te comunicas juega un rol importante. Sembrar la buena comunicación entre los empleados colabora con un buen trato entre ellos, integrándose de mejor manera con la compañía porque se sienten como parte de ella. Si tu personal se siente apreciado, no te sorprenda que correspondan lealtad hacia la empresa.

La buena comunicación entre los líderes conlleva a que repitan la acción hacia sus propios equipos de trabajo y resulta en un trabajo de calidad.

8.     Haz críticas evolutivas

Procura medir bien las palabras antes de hacer una crítica, sobre todo una constructiva. Tu personal puede ser sensible ante el hecho de tener que rehacer o reescribir un proyecto.

La manera como te expresas ante inconvenientes como retrasos en entregas o cumplimiento de metas, puede hacerles sentir incómodos y en muchos casos desear abandonar la empresa. Esto brinda soluciones y alternativas para la solución de los problemas, en vez de limitarse a señalar el error.

9.     Promueve la creación de nuevos proyectos

Ante la nueva oleada de profesionales que son atraídos por los retos, sobre todo si buscan maneras de escalar dentro de la empresa para posicionarse en un buen cargo, es esencial la creación de nuevos proyectos.

Igualmente, ofrecerles la posibilidad de plantear y diseñar proyectos de mejora a la metodología de trabajo les permite ser parte activa del crecimiento de la compañía.

10.  Transforma tu equipo de reclutamiento en una marca

Uno de los objetivos mejor desarrollado para retener talento se basa en el establecimiento de una marca que señale a la empresa como una buena empleadora, iniciando una estructura organizacional que la diferencie del resto.

El desarrollo de estrategias que te permitan retener el talento humano en tu empresa es una tarea que requiere planificación y compromiso. Ponte en el lugar de tus trabajadores y piensa en qué elementos te motivarían a permanecer dentro de una organización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *